Que no robe tus sueños


Creí que te había ganado la guerra, pero no era así… solo te había ganado la batalla.
Desde que tengo memoria, te recuerdo ahí, agazapado entre mi piel esperando tu oportunidad para salir a flote como un submarino entre las aguas. Sales de repente, sin síntomas que me alerten de tu llegada. De pronto, llenas mi vida de inseguridades y angustias, atrapándome en tus garras como a una presa débil e inútil. Pero no me rindo ante ti, y con esfuerzo y lucha consigo zafarme de tus zarpas, tras una lucha titánica consigo ganar una nueva batalla. Aunque sé, que sigues anidando en mí. Soy yo quien te alimenta y te sigue dando tregua como a un cachorrillo indefenso…
Sin embargo, he aprendido que no se trata de ganarte la guerra y destruirte para siempre, soy consciente de mis limitaciones y debo reconocer que nunca acabaré contigo… pero ahora he comprendido, que solo se trata de no tener “miedo, a sentir miedo” eso es… ¿hay alguien en esta vida que no tenga o haya tenido miedos?.
Después de luchar tanto contra ti, he comprendido que simplemente hay que saber reconocer tu presencia, y decirme a mí misma “ahí vuelve de nuevo” pero nada más…si nos amedrentamos ante tu presencia, estamos perdidos. Hay que ridiculizarte y plantarte cara, solo enfrentándonos a ti, tú empequeñeces, pierdes el poder y la fuerza que nosotros mismo te damos y al final, al despojarte de ese poder que antes te otorgábamos, tú serás una sensación más en nuestra vida.
No dejes que el miedo robe nuestros sueños.

2 comentarios en “Que no robe tus sueños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s